Presentación

“El arte es una esencia, un centro. ( … )
Mi vida y mi arte no se han separado. Ellos han estado juntos.”[1]

He trabajado principalmente desde la pintura para expandirla a otros lenguajes, interesándome en la creación de superficies, texturas y colores para comunicar mis pensamientos/sentimientos/sensaciones, y explorar los límites de la pintura utilizando diferentes lenguajes para cuestionar el espacio y la abstracción. Para esto, he transferido espacios visuales bidimensionales a formatos tridimensionales como una forma contemporánea de entender la pintura, donde ésta es simplemente color y materialidad, para crear instalaciones pictóricas a través de interacciones de color.
A pesar de las diferentes apariencias entre un proyecto y otro, hay algunas similitudes como pequeños módulos que crean una gran serie investigando la relación entre el todo y sus partes, texturas visuales que producen una fuerte sensación orgánica, imágenes que evocan naturaleza o a una abstracción de ella, y el uso de materiales no tradicionales/reciclados para la creación obras.
A lo largo de los años, me he sentido atraída por materiales comunes y corrientes alrededor mío como objets trouvés (materiales reciclados, industriales y plásticos), que han llegado a ser especialmente significativos para mí debido a sus características y connotaciones particulares. He tendido a coleccionarlos como objetos valiosos, sin embargo, podrían ser absolutamente nada… pero he usado sus materialidades, color e historias implícitas en diferente contextos para estimular sensaciones.
Estoy interesada en transmitir y convertir mis experiencias de vida para encarnarlas en una práctica, con el fin de invitar al espectador a hacer conexiones con sus propias sensaciones. Como la frase anterior indica, mi trabajo como artista también ha sido una consecuencia de mi vida.


[1] Hesse, en Artforum (May 1970), citado en Lucy Lippard, Eva Hesse, (New York: New York University Press, 1976), 5.